Nueva Opcion contra Fraudes

El fraude y el lavado de dinero son una constante preocupación para las instituciones financieras y los gobiernos alrededor del mundo.

Los criminales aprovechan la tecnología para cometer sus delitos, por eso, las regulaciones para prevenir situaciones ilícitas a través de transacciones financieras se vuelven más estrictas. Las instituciones tienen el reto de actualizarse para cumplir con las normas, pero sin afectar las actividades bancarias de los clientes legítimos.

En el mercado existen diversas herramientas para prevenir los delitos informáticos y financieros, para distintos tipos de clientes o usuarios. Muchas empresas o entidades de gobierno tienen soluciones de prevención implementadas; algunas han desarrollado su plataforma con equipo técnico propio. Sin embargo, a veces no pueden mantener el desarrollo a través del tiempo o quizás este no cumple los más altos estándares del mercado, se queda obsoleto muy pronto y actualizarlo puede ser complejo.

“Es muy difícil, a veces, acceder a soluciones de prevención de fraudes y lavado de dinero con capacidad enterprise. Muchas veces se adquieren soluciones que cubren la necesidad actual, pero no tienen capacidad de evolucionar”, plantea Natalia Ruiz, consultora sénior de soluciones de ACI World- wide para Latinoamérica, una empresa dedicada a productos para prevenir riesgos y delitos informáticos.

ALIANZA

Esta semana, ACI y Advanced Services International Inc. anunciaron en Panamá una alianza para la prevención de fraude y blanqueo de capitales en instituciones financieras de Latinoamérica. Con ese fin, se establecerá un nodo regional de servicios compartidos en Panamá.

Los clientes no tendrán que cubrir costos de equipos o software, solo pagarán por el volumen de transacciones que se procesen en el nodo, el cual se implementará en Panamá Pacífico, donde se aloja el centro de procesamiento de datos de la compañía Ultrared Internacional, que opera en Panamá desde hace tres años.

Ultrared usará la herramienta PRM (Proactive Risk Manager), de ACI, que permite integrar la información adquirida de las instituciones financieras, configurar una lógica de análisis para todos los canales, de forma independiente o cruzada, y evaluar nuevas tendencias.

“Un cliente tiene varios puntos de conexión con la institución financiera. Conocer cómo se comporta cada uno con los diferentes canales, permite aplicar un análisis para la prevención efectiva, sin afectar al cliente de forma que no pueda hacer transacciones a través de un canal”, dice Ruiz.

La herramienta PRM puede ser usada por cualquier institución regulada por un ente o que esté comenzado a operar en un ámbito donde se sufre de riesgo financiero o de lavado de dinero. Esta analiza la información como “eventos” que están ocurriendo y no se limita a los financieros.

“Eso posibilita que, por ejemplo, una aseguradora pueda monitorear los eventos más allá de cobrar por pólizas, sino también cuando un cliente solicita una. PRM nos permite ver vínculos entre clientes, los datos históricos y si hay esquemas sospechosos”, explica Ruiz.

Jorge López, gerente general de Ultrared Internacional, añade que todo lo que pase en los sistemas deja trazas. El software se “alimenta” de una gran cantidad de datos (como los patrones de consumo) y analiza si estos varían, si hay otras modalidades de fraude y se adapta, para actuar en consecuencia.

Junto con el cliente se establecen ciertas reglas para el análisis de las transacciones, y con base en ellas se generan alertas en casos que se consideren sospechosos, las cuales deben ser atendidas por los equipos en las distintas instituciones.